lunes, 2 de octubre de 2017

USA: una cultura en plena decadencia



Una sociedad enferma llamada a desaparecer







José de Cádiz


La sociedad norteamericana está tan loca, y enajenada, que ahora se matan entre ellos mismos. Ya no son acciones del terrorismo internacional ni pueden culpar a Isis. Fue un compatriota suyo el autor de la masacre en Las vegas. También demuestra el grado de encono de diversos países contra EE.UU por avasallar sus territorios y riquezas naturales. Quien siembra tormentas cosechará tempestades. . Quien atenta contra la libertad de sus semejantes atenta contra sí mismo. 




Estas masacres son la cúspide de una cultura en plena decadencia por el abuso de las drogas y el poder. El 70 por ciento de norteamericanos consumen algún tipo de enervantes y la cifra va en aumento. Para quien no lo sabe, Las vegas es un lugar donde la prostitución, venta de drogas, juegos de azar, son el modus operandi de los casinos. Un centro de "diversión" donde se concentran los grandes capos de la droga y proxenetas a la alta escuela.  





EE.UU se convirtió en el azote de pueblos que anhelan su libertad, su emancipación e independencia. Ha extendido sus tentáculos abusando de su poderío económico y militar. Eso tiene un costo ante los ojos de Dios y se llama karma nacional. Ha llegado la hora de ajustarles cuentas por todos sus abusos e injusticias. Los huracanes, terremotos, genocidios, son una prueba palpable que el castigo divino es implacable y matemático.


 

Les seguirá lloviendo fuego a los norteamericanos hasta desaparecerlos por completo. Eligieron un gobernante desquiciado que está provocando a países poderosos y que desencadenará la III guerra mundial. Donal Trump es un gobernante fascista, racista, y xenófobo,  que odia a los inmigrantes. Un hombre prepotente y ateo que ha amasado su fortuna a base de explotar al prójimo. Nadie me lo ha dicho, ni tengo manera de comprobarlo, pero apuesto doble contra sencillo que Trump es drogadicto. Me lo dice esa mirada extraviada que tiene.





Grecia, Roma, Egipto, fueron grandes potencias mundiales y actualmente apenas figuran en el mapa. Brillaron como cunas de la civilización y florecieron en las bellas artes, ciencia, religión, y filosofía. A través del tiempo degeneraron sus conocimientos y extraviaron su fe en las leyes cósmicas. Ellos también explotaron y esclavizaron a pueblos más débiles. Desde el punto de vista histórico, toda cultura nace, crece, florece, y viene la decadencia. Es un postulado científico.




Pompeya, fue una ciudad italiana que era centro de juegos de azar, homosexualismo, y prostitución, y fue destruida por el Vasubio que la arrasó con lava ardiente. Sodoma, y Gomorra, son las 2 ciudades que menciona la Biblia y que llegaron a tal grado de degeneración y corrupción que fueron eliminadas con llamas abrazadoras. 




La Atlantida, un continente desaparecido en las profundidades del mar por su desobediencia a las leyes divinas. Alcanzó tal grado de desarrollo científico y militar que se olvidaron del reino espiritual. El hombre no es una entidad mecánica y autónoma sino un ser dotado de alma y espíritu. Que vino a este mundo a evolucionar, a crecer en amor, sabiduría, y verdad.


 

Lo mismo sucederá a EE. UU un país endiosado con el dinero. Olvidó que hay un Dios omnipotente y verdadero que lo juzgará a su debido tiempo. Una sociedad degenerada que es capaz de matar, explotar, avasallar, traficar con drogas, no puede seguir siendo una potencia. Estamos presenciando el principio del fin de USA y sólo es cuestión de tiempo. "El que tenga oídos que oiga", "el que tenga ojos que vea".




"Si ellos, los de la raza aria se olvidan que la riqueza de un hombre se mide no por lo que adquiere, sino por lo que da, la misma suerte les tocará". Profeta de la civilización atlante.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Rumberas del cine mexicano

¡Guau! José de Cádiz El cine mexicano tuvo su gloria y esplendor en los años 40s y 50s.  La llamada época de oro era una i...