martes, 23 de diciembre de 2014

PARA TI LECTOR: FELIZ NAVIDAD




                                                                                ¡Hola amigos!










José de Cádiz



Antes que nada, quiero felicitarlos y desearles lo mejor en estas fiestas decembrinas. Sé que la pasarán bien, en soledad o en compañía.  Si te sientes solo, hoy tienes la oportunidad de hacer un balance de tu vida. Lo que has hecho y dejado de hacer.  Prácticamente es el cumpleaños de la existencia. ¿Has cristalizado tus sueños? ¿Has trabajado con empeño para lograrlos? Aún estás a tiempo.





A veces, la compañía, no es el mejor estado para auto analizarnos.  Los amigos, la copa, las chicas, el mundo entero nos distraen.  Eso no nos permite mirarnos por dentro.  A mi entender, las personas necesitamos alternativamente la soledad y compañía.  En lo personal, necesito siempre un remanso de paz y un poco de privacidad.  Suelo refugiarme en el campo o la lectura.






Quiero expresar, muy satisfecho, que este mes cumple un año mi blog.  Me congratulo por tener visitantes de los cuatro puntos cardinales. Lectores de todos los países y muchos más de los que siempre había imaginado.  Sin duda mi página es realmente internacional.  Será porque cuando escribo pienso en mis lectores y dejo de pensar en mí.  En cada texto entrego lo que la vida y los libros me han enseñado.
  




Las redes, son necesarias para proyectarnos, crear, y promocionarnos.  Pero también pueden ser un obstáculo, si se utilizan negativamente.  El chateo ocioso, las páginas prohibidas, la opinión sin sentido, frenan nuestro trabajo y capacidad de crear.  En mi experiencia, en la red, me he percatado que tengo que elegir entre chatear o escribir.  Cuando escribo me sumerjo y olvido de todo.






Soy fan de las nuevas tecnologías, pero no me gusta el móvil.  Me desconcierta ver personas llamando a todas horas, en la calle, en el auto. Desatendiendo sus actividades por estar pendientes de una llamada.  Ver como pagan cientos de pesos en "tiempo aire" mientras las cadenas comerciales explotan sin piedad esa dependencia. Hay un gran vacío y una gran adicción en los aficionados.  En el fondo, se sientes solos, improductivos, desamparados, anhelan ser queridos, comprendidos, pero no eligen la mejor opción.





En cambio, las personas creativas, que tienen trabajo, estudian, o atienden una empresa, no tienen tiempo de llamar a todas horas, excepto cuando es necesario.  En la vida, tenemos que alternar trabajo y recreación, pero también atender la parte interna o espiritual.  El hombre es una trinidad perfecta: cuerpo, alma, y mente. Desatender, un solo aspecto, puede resultar catastrófico.  Los que creemos en Dios, pasamos largo tiempo en meditación y oraciones.  Nos damos cuenta que a través de ellas se pueden resolver todos nuestros problemas.






Nadie puede sentirse vacío, teniendo fe, ni desamparado, si cree en Dios. Tenemos un origen terrenal, y otro divino.  El nacimiento de cristo hay que celebrarlo dentro de nuestro corazón. Tiene que renacer ese niño interior que todos llevamos dentro.  Ese gran redentor que estamos necesitando en un mundo tan convulsionado.   Hay que darle vida al gran mesías y cumplir con su mensaje.  Hay una civilización en decadencia que ha perdido sus valores morales, éticos, y espirituales.  Urge retomarlos y volcarnos a la morada del alma: Nuestro corazón.






QUE LA PAZ DEL CREADOR SEA CON TODOS NOSOTROS








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sex símbols cinematográficos

                                                                 ¿Brigitte Bardot el mayor símbolo sexual?                            ...