miércoles, 3 de diciembre de 2014

HOMENAJE A PABLO NERUDA




  

"Queda prohibido no hacer realidad tus sueños".  Pablo Neruda.




EL MAR



NECESITO del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navios.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas
como si algún planeta tembloroso
participara paulatina muerte,
no, del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso.

¡Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,
incesante viento, agua y arena.

Parece poco para el hombre joven
que aquí llegó a vivir con sus incendios,
y sin embargo el pulso que subía
y bajaba a su abismo,
el frío del azul que crepitaba,
el desmoronamiento de la estrella,
el tierno desplegarse de la ola
despilfarrando nieve con la espuma,
el poder quieto, allí, determinado
como un trono de piedra en lo profundo,
substituyó el recinto en que crecían
tristeza terca, amontonando olvido,
y cambió bruscamente mi existencia:
di mi adhesión al puro movimiento.










Pablo Neruda, un poeta de nacimiento.  Le pusieron el nombre de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto. Vino al mundo, en Parral, Chile, en 1904.  En 1945 obtiene el premio nacional de literatura, y en 1971, el nobel de literatura.  El galardón más alto al que cualquier autor puede aspirar.

Hijo de un obrero ferroviario, José del Carmen Reyes Morales, y de una maestra de escuela, Rosa Basoalto Opaso.  Si madre muere poco tiempo después de nacer Pablo y su padre se traslada a Temuco.  Ahí, cursa sus primeros estudios y conoce a Gabriela Mistral.  A los 16 años, empieza a trabajar en un periódico donde publica sus primeros poemas:  "La canción de la fiesta", y "mis ojos", en 1921.







Apoyó todo el tiempo a Salvador Allende, aún durante el golpe de estado perpetrado por Augusto Pinochet (1973), pero auspiciado por la Cía y el Pentágono. Alcanzó la fama internacional tras publicar su poemario: "20 poemas de amor y una canción desesperada".  Fue senador y diplomático en su país natal. Como senador denunció los abusos del sistema político chileno. En 1927, empieza su carrera diplomática y lo nombran cónsul en Rangún, Birmania. También estuvo en España.





En 1935, dirige la revista chilena Caballo verde y tiene como compañeros a la generación del 27.  Durante la guerra civil española apoyó a los republicanos, y fue gran amigo de Federico García Lorca, y Rafael Alberti.  En 1939, regresa a Chile e ingresa al Partido Comunista.  Definitivamente, fue un poeta de izquierda y se identificó muchos con las causas populares.   







AMISTAD


Vuestro amigo, es la respuesta a vuestras necesidades. 
Es vuestro campo, que sembrais con amor, 
y cosechais con gratitud. 
Y es vuestra mesa, 
y el fuego de vuestro hogar. 
Porque acudís a él para saciar vuestra hambre. 
y lo buscais en procura de paz. 

Cuando vuestro amigo revela sus pensamientos, 
no temeis el " no " en vuestra propia mente, 
ni reteneís el " sí ". 
Y cuando el guarda silencio, 
vuestro corazón no cesa de escuchar a su corazón. 

Porque en la Amistad, 
todos los pensamientos, 
todos los deseos, 
todas las expectativas, 
nacen sin palabras, 
y son compartidas con callado gozo. 

Cuando os separais de vuestro amigo, 
lo haceis sin aflixión. 
Porque lo que más amais en él, 
puede ser más diáfano aún en su ausencia, 
como para el alpinista la montaña aparece más despejada desde la llanura. 

Y dejad que en la Amistad 
no exista otro propósito 
que el de profundizar el espíritu. 
Porque el amor que busca otra cosa, 
que no sea la revelación de su propio misterio, 
no es amor, sino una red tendida, 
y solamente lo inútil es pecado. 

Y procurad que lo mejor de vosotros, 
sea para vuestro amigo. 
Si debe conocer vuestra bajamar, 
dejadlo conocer también vuestra pleamar. 
Porque ¿qué amigo es aquél 
que tuvierais que buscar para matar las horas? 
Buscadlo con horas para vivir. 
Porque es misión suya 
llenar vuestras necesidades, 
pero no vuestra vaciedad. 

Y, que en la dulzura de la amistad 
haya lugar para la risa, y, 
para los placeres compartidos. 
Porque en el rocío de las pequeñas cosas, 
el corazón encuentra su mañana, 
y, toma su frescura.







Los poetas de su estatura no mueren, sin embargo digamos que físicamente se fue de este mundo, en 1973.  Se afirma que Augusto Pinochet, y la Cía, lo mandaron asesinar, por haber apoyado a Salvador Allende, al grado que renunció a su candidatura a la presidencia de Chile, por apoyar a su amigo Allende. Los dos murieron durante el golpe de estado militar.





EL SOL




A plena luz de sol sucede el día,
el día sol, el silencioso sello
extendido en los campos del camino.

Yo soy un hombre luz, con tanta rosa,
con tanta claridad destinada
que llegaré a morirme de fulgor.

Y no divido el mundo en dos mitades,
en dos esferas negras o amarillas
sino que lo mantengo a plena luz
como una sola uva de topacio.

Hace tiempo, allá lejos,
puse los pies en un país tan claro
que hasta la noche era fosforescente:
sigo oyendo el rumor de aquella luz,
ámbar redondo es todo el cielo:
el azúcar azul sube del mar.

Otra vez, ya se sabe, y para siempre
sumo y agrego luz al patriotismo:
mis deberes son duramente diurnos:
debo entregar y abrir nuevas ventanas,
establecer la claridad invicta
y aunque no me comprendan, continuar
mi propaganda de cristalería.

No sé por qué le toca a un enlutado
de origen, a un producto del invierno,
a un provinciano con olor a lluvia
esta reverberante profesión.

A veces pienso imitar la humildad
y pedir que perdonen mi alegría
pero no tengo tiempo: es necesario
llegar temprano y correr a otra parte
sin más motivo que la luz de hoy,
mi propia luz o la luz de la noche:
y cuando ya extendí la claridad
en ese punto o en otro cualquiera
me dicen que está oscuro en el Perú,
que no salió la luz en Patagonia.

Y sin poder dormir debo partir:
para qué aprendería a transparente!

Hoy, este abierto mediodía vuela
con todas las abejas de la luz:
es una sola copa la distancia,
al territorio claro de mi vida.

Y brilla el sol hacia Valparaíso.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Rumberas del cine mexicano

¡Guau! José de Cádiz El cine mexicano tuvo su gloria y esplendor en los años 40s y 50s.  La llamada época de oro era una i...