jueves, 9 de octubre de 2014

CARTA ABIERTA



Secretario de Gobernación en Guerrero: Jesús Martínez Garnelo

A la opinión pública

Presente:



Lo conocí en Acapulco cuando era magistrado del TSJ.  Yo apelaba la sentencia de un juez por "homicidio imprudencial" de familiar víctima de “urbaneros de la muerte”.  Fue muy amable conmigo, hasta me regaló un libro, pero no me ayudó en absoluto y ratificó la sentencia.  Platicó largo rato conmigo, que llevaba editados varios libros de jurisprudencia con la editorial Purrúa.  En efecto, el pequeño librito que promocionó con un servidor lleva su nombre.  Es obvio que conoce los principios de la Justicia al derecho y al revés.  Un hombre que ha servido durante mucho tiempo al poder judicial y afirman a los más diversos intereses.



Le dije que yo también escribía y que había publicado un librito.  Me abstuve comentarle que tenía de él los peores antecedentes a través de la prensa.  Años antes, siendo también magistrado, fue acusado de liberar a un famoso secuestrador confeso: Pedro Barragán.  Un delincuente condenado por un juez a veinte años de prisión, y sin embargo él lo exoneró sin mayores trámites.  La prensa habló mucho de ello y la opinión pública presionó al poder legislativo para que fuera destituido de su cargo.  La cámara de diputados cumplió su cometido destituyéndolo como magistrado.

Pero Martínez Garnelo tiene doctorados en derecho y no quedó conforme con la resolución de la cámara y apeló ante la SCJN.  Seguramente, ahí puso en juego toda su astucia e ilustración, pues se trataba de su prestigio y trabajo.  Yo no sé qué intereses se movieron en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero Martínes Garnelo fue exonerado de todos los cargos que se le imputaban.  No solo regresó a su puesto de magistrado sino que lo recompensaron con una millonada por sueldos retroactivos.  Ya no supe más que fue del secuestrador liberado.

Obviamente, esto fue en el pasado.  Ahora quiero hablar del presente.  Al llegar Ángel Aguirre Rivero a la gubernatura de Guerrero lo nombra a él como presidente del TSJ.  Un poco después, o no dio bola con el puesto, o fue tan "eficiente" que lo nombra de nuevo secretario de gobernación.  Es el segundo en importancia para ser exactos dentro del poder ejecutivo.  Todo lo que acontece en el estado, a él se lo notifican, incluyendo secuestros y crímenes masivos.



Quiero dejar claro que a raíz de la administración de Ángel Aguirre se han multiplicado los secuestros y masacres en Guerrero.  En Chilpancingo, han acusado reiteradamente al presidente municipal, Mario Moreno Arcos, de ser cómplice y protector de la delincuencia organizada.   Los comerciantes siguen pagando “cuotas” y los secuestros son a todas horas.    Lo mismo se afirma del presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velazquez, de estar coludido con el hampa junto con su esposa.  Creo que lo sucedido recientemente a estudiantes de Ayotzinapa lo corrobora y con creces.  Y sin embargo, nada ha hecho la actual administración, más aún todo va de mal en peor.  Martínez Garnelo, se niega a poner en juego toda su sabiduría y destrezas para frenar la ola creciente de extorsiones y sacrificios.



Tanto, Aguirre Rivero, como Martínez Garnelo, han sido servidores públicos durante muchos años,  y conocen perfectamente los negros antecedentes  del hampa.  No obstante, han sido incapaces de frenarlo en la entidad que gobiernan.  Ángel Aguirre, es un admirador de Garnelo porque tiene varios libros publicados.  Garnelo,  un hombre ilustrado que conoce al dedillo los tres preceptos del derecho: "Vivir honestamente", "No dañar a nadie", "Dar a cada quien lo suyo".  Desgraciadamente, solo los aplica en su vida personal, y no en la seguridad ciudadana por quien debe velar.

Hace poco afirmó ante los medios: "Tengan paciencia  los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos".  ¿La tendría él si le hubieran secuestrado a sus hijos? También dice: "no hay necesidad que organismos internacionales presionen al gobierno de Guerrero para agilizar las investigaciones".  ¡Claro que el mundo y todos los organismos deben presionar para que hagan lo que les corresponde y nunca han hecho!



A Ángel Aguirre Rivero, se le señala de haber financiado su campaña el cartel de los Beltrán Leyva, que opera en Sinaloa y Guerrero.  El mismo que apoyó a José Luis Abarca para presidente de Iguala.  El secuestro y sacrificio de los 43 estudiantes de Ayotzinapa se le atribuye a los grupos delictivos: "Unidos por Guerrero" y "Los rojos", que operan en la entidad.  Estando gobernantes en complicidad con el hampa no será factible que agarren a los culpables.  Los primeros interesados en no capturarlos serán las mismas autoridades locales. Peritos internacionales, de Argentina, expertos en criminalística, que se encuentran en México, se quejan de no permitirles el paso a todos los accesos de fosas clandestinas.  Tampoco pueden declarar ante los medios (¿por qué?). A los periodistas no les permiten hacer periodismo de investigación. 



Si la  PGR, realmente quiere frenar la impunidad y el derrumbamiento del estado de derechos en Guerrero, debe empezar por investigar  a los servidores públicos de todos los niveles.  Incluyendo el poder ejecutivo, legislativo, y judicial   ¿Por qué nunca encierran a los criminales?  ¿Por qué permitieron que las corporaciones policíacas hayan sido infiltradas por el hampa? Y lo más importante: ¿Por qué la ciudadanía se niega a hacer denuncias ante los juzgados?  ¿No se supone que para eso están?


 Ya nadie confía en los jueces y magistrados porque más tardan en apresar a un delincuente que estos en salir libres “por falta de pruebas”.  Por supuesto salen libres para vengarse de sus acusadores.  Así las cosas confiamos en un pronto retorno de la paz y seguridad en nuestro hermoso estado de Guerrero.  No hay peor lucha que la que no se hace. 

 Adjunto enlace:http://letrasarteyoriginalidad.blogspot.mx/2014/10/coplas-un-mexico-herido.html

Comentarios:letrasyarteoriginal@gmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El rostro oculto de Marilyn

Cap. VI1 Sueños reveladores y premonitorios José de Cádiz Pasamos una velada agradable y nos quedamos a dormir en el y...