viernes, 29 de agosto de 2014

ESPEJISMO DE LA FAMA III







José de Cádiz




El camarógrafo se masturbaba mientras filmaba en la clandestinidad a las aspirantes a modelo.  Tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no gritar durante el orgasmo.  De lo contrario las chicas hubieran salido despavoridas de aquel lugar de ensueño, en donde solo se escuchaba el obturador de una cámara y una voz muy profesional.

Mientras tanto el apareamiento de la “Barbi” con Arnoldo terminaba y se vestían rápidamente.  Luego tranquilamente se tomaban una copa hablando de negocios.  Eran socios desde hacía tiempo por la familiaridad conque se trataban.  Eran la pareja perfecta puesto que los dos eran atractivos y fogosos.

Por fin terminó la agotadora sesión de Carmina bajo un clímax de verdadera camaradería.  Todos habían entrado en confianza.  La fotógrafa era una experta en relaciones humanas.  Posteriormente, los empresarios invitaron a las chicas a comer a un sofisticado restaurante italiano de los que abundan en el puerto de Acapulco.  También las acompañaron Arnoldo, Carmina, y la “Barbi”.



Cómodamente instalados iniciaron una tertulia sobre teatro, cine, y modelaje.  Las aspirantes estaban felices y arrobadas, ese era el ambiente que las subyugaba y que tanto soñaron.  Un brindis con champaña rubricó aquella velada que fortalecería sus lazos de amistad.

Más tarde los señores les extendieron un cheque por 5 mil dólares a cada una.  “No está nada mal para empezar”, pensaba ingenuamente Rosa Elvia.  Los empresarios les dijeron:

-Las esperamos dentro de 15 días.  Este dinero es para que se compren ropa bonita.  Nos gustó su comportamiento, tienen madera.  Les prometemos lanzarlas como top model muy pronto.  Acto seguido sin abandonar sus modales impecables las acompañaron hasta su domicilio.  Con un beso fraternal se despidieron.




Las chicas se sentían felices a un paso de la fama.  Rosa Elvia le contaba a todo el mundo sus proyectos y ambiciones.  Sus amigas la escuchaban con envidia.  Tanto que una de ellas le hizo un mordaz comentario una tarde en el gimnasio:

-Oye, Rosa Elvia, ¿a poco ya pagaste el precio?

-¿A qué te refieres? –contestó Rosa Elvia alebrestada.

-Bueno -dijo la amiga- tú sabes, se dicen tantas cosas del medio.

-Pues para tu conocimiento aún conservo intacta mi virginidad.  Hasta ahorita nadie me ha pedido nada de nada.  Y aunque no lo creas en el fondo sigo soñando con mi príncipe azul –la amiga guardó silencio desarmada.

Su mamá estaba que no cabía de contento.  Por fin habría una modelo en la familia.  Su papá y sus hermanos aunque a regañadientes lo aceptaban.

Transcurridos los 15 días Rosa Elvia tuvo noticias.  Un domingo por la mañana su sorpresa no tuvo límites.
 
Encontró su portada en una revista, solo que había un pequeño inconveniente, la revista no era “Vogue”, ni “Play boy”, vamos ni siquiera una revista de tercera.  Se trataba de una vulgar revista porno acompañada también de un video porno.  La anunciaban como: “Adolescente precoz busca...”.  Su imagen en la portada no podía ser más reveladora.






Rosa Elvia no salía de su estupor.  Se horrorizó al pensar en el contenido del video.  Sí, efectivamente, la harían estrella pero de pornografía.  Ahora comprendía perfectamente la jugada.  La actitud de los señores, la insistencia de Carmina y de “La barbi”.  Era toda una estrategia para convencerla.

Una llamada a Arnoldo le confirmó todo, quien le dijo:

-Pero Rosa Elvia, cariño, déjame explicarte.  La fama hay que conseguirla a cualquier precio querida.  ¿Sabes?, hay una competencia bárbara en estos terrenos.  Por si fuera poco las modelos se mueren de hambre de tanta dieta.  Hoy por hoy el cine porno es mucho más lucrativo.  Los videos se venden como pan caliente.  La revista solo fue tu lanzamiento. ¡Mira!, ya te conseguí un contrato para una empresa italiana para que filmes tu primer película.  ¡Ganarás un dineral!

Rosa Elvia ya no lo escuchó, lágrimas de rabia e impotencia la traicionaron, mientras el teléfono seguía sonando:

-Rosa Elvia, cariño… escúchame...te espero mañana a las cinco… ya te explicaré mejor.

Su frustración y desengaño la tenían al borde del colapso.  Ahora vendría lo más duro para ella, enfrentarse a familiares y amigos.  Se imaginaba a sus compañeros del colegio burlándose despiadadamente de ella:

--"¡Qué pasó mi gran estrella! ¿Cuánto te pagaron por filmar porno? ¡Qué calladito te lo tenías!"



Sentía que la cabeza le daba vueltas, pero tenía que enfrentarse a la cruel realidad.  Las sorpresas aún no terminaban.  Esa noche buscó desesperadamente a Liliám, "su gran amiga".

Sobre la Costera Miguel Alemán en el mundialmente conocido “Paraíso de América”, una chica camina contoneándose sobre la calle.  Viste muy sexy, extremadamente sensual, casi con desfachatez.  Evidentemente se le pasó la mano con el maquillaje.  En la mano porta un cigarrillo: Es Liliám.

A distancia Rosa Elvia la observa a través de la ventanilla de un taxi.  De pronto, un auto se aparea junto a Liliám e intercambia unas palabras con el conductor y sin más preámbulos aborda el carro sonriente.  Todo estaba muy claro para ella. Rosa Elvia ya no dijo nada, pidió al conductor del taxi:




-Frénese en seguida, por favor, lléveme a mi casa...

-¿Le pasa algo señorita? ¿Puedo ayudarla?

-No, gracias, nadie puede ayudarme en estos momentos.

Han pasado los días.  Hoy por hoy una chica busca empleo.  No abandona nunca sus sueños de Gloria.  Si Ud. Conoce algún productor de moda internacional o cine de arte por favor comuníquese al teléfono 90-60-90.

¡Ah, y se me olvidaba!, si desea entrevistarse con ella personalmente la puede encontrar en un lugar que se llama: “Muñecas bar”, por la noche.  En la puerta hay una chica joven y bella a la que llaman: “Madame Barbi”.


miércoles, 27 de agosto de 2014

INFIELMENTE TUYA (género epistolar)




  Recuerdo el día que descubrí en tu mirada la mentira, ese falso juramento que me amabas. Pero todo tiene un principio y un final, no volveré a creer en nadie. Mandaré al diablo todas mis ilusiones y expectativas en el amor, en tu ternura y sensualidad. No, perdón, creo que lo único genuino en ti es esa voluptuosidad explosiva que te caracteriza.

  Me he dado cuenta que solo te quieres a ti misma, que nunca te han importado los demás, pero tienes una innata capacidad de fingir lo que no sientes, hasta que los demás descubren tu ardid.

  No puedo concebir a una persona tan falsa y a la vez tan peculiar.  De todas maneras eres muy mala actriz, fíjate. Los demás pueden creer en tus palabras, pero tus acciones te desmienten, te traicionan.





  Reconozco que eres atractiva y tan seductora como una gacela.   Eres capaz de atrapar en tus redes al hombre más inteligente y cauto. No te importa destruir moralmente a los demás, ya me convencí de que no tienes corazón.


  ¿A cuántos hombres has destruido? ¿Cuántos han pasado por tu vida?  Tus mejores arma son los senos y posaderas que parecen esculpidas por un artista como Miguel Ángel.

 Haces feliz a cualquier varón mientras le dura el gusto, mientras no encuentras a otro amante que te complazca con mil orgasmos, que te haga el amor como una bestia en celo. Eres tan volcánica como voluble en tus preferencias amorosas.


De todas maneras me hiciste un gran favor cuando en aquella ocasión tus labios dijeron no pero tus ojos sí!! ¿Lo recuerdas? Estábamos en una playa del puerto de Acapulco cuando te saludó aquel físico culturista con mucha camaradería, como si te conociera de tiempo atrás.
Tú lo escuchabas sorprendida y titubeante.  Como renegando del hecho de estar estar frente a dos hombres que te hicieron suya.  Por más que trataste de fingir estabas nerviosa.

  Y él tipo se dio el lujo de pedirte: “preséntame a tu nuevo amigo”. Yo los miraba intrigado sin saber ni qué decir.  Hubo algo en sus palabras que me puso en guardia. Había ironía y un mensaje velado cuando te pidió presentarme. Solo dijiste lacónicamente: “Un amigo de la universidad", pero yo sabía que habían sido más que amigos, porque no se dirigió a ti con respeto y las debidas reservas.  Más bien con su actitud te trató como alguien que no merece la mínima consideración.
Era como si te hubiera dicho: “Preséntame a tu nuevo amante”. Solo le faltó decir “a ver cuánto le dura el gusto”. No obstante, le agradezco porque me abrió los ojos por primera vez.   Mi novia no era una mujer precisamente recta y casta.





  Cuando el tipo se marchó te pregunté si habían sido novios, o algo así, me contestaste inmediatamente que no, pero tus ojos observándolo a la distancia me dijeron que sí.  Cuando conversabas observabas con mal cuidado disimulo su bien proporcionado cuerpo. Casi te lo querías comer con la mirada. Como si te trajera recuerdos imborrables en el vientre.  ¿Dejó una huella indeleble en tus emociones y sentimientos?


Y sin embargo, te seguiste viendo conmigo, aunque jamás pensé que tus gustos y preferencias eran múltiples.  Comprendo que una mujer tenga un pasado nada aceptable socialmente.   Entiendo que cualquier mujer tenga derecho a vivir su vida como quiera.

Pero lo que no te perdono es esa innata capacidad para disimular.  ¿cuántas veces te pedí que fueras sincera conmigo? Yo nunca te oculté mis dos relaciones anteriores, tampoco te dije que yo era una blanca paloma.

En cambio me juraste que solo había habido dos hombres en tu vida, el primero con el que te casaste de blanco, y yo el segundo.  Que desde que abandonaste tu marido te habías dedicado a trabajar y cerrado la puerta de tu corazón.  Jejeje, y 
yo tonto que te creí, te veías tan ingenua y desprovista de malicia.  "Caras vemos corazones no sabemos", dice el refrán.




  Cuando te conocí en tu trabajo me pareciste una muchacha desamparada, y yo que tengo complejo de samaritano, pues mi primer impulso fue defenderte de quién sabe quién.  Me presentaste a tu mamá, pero no a tu pasado amoroso.  No incluiste a tu vecino y a dos de tus clientes en la botica que me hablaron de ti.


 A través del tiempo me hiciste creer que me amabas y que no podías vivir sin mí.  No sé si los hombres somos tontos o de veras nos engañan.  Más bien creo que nos dejamos engañar porque nos conviene.  Porque tenemos ganas de acostarnos con alguien, sin saber que nuestra elección puede tener varios dueños.

Comprendo por qué ocasionalmente en la intimidad no tenías ganas y tenía que conformarme con besitos.  Por qué hablabas por teléfono nerviosa y por qué siempre salías de improviso. Durante días te negabas a verme.  Todo está tan claro como el agua.  Pero en aquel tiempo yo me entregué a ti sin reservas como todo en mi vida.  Siempre he sido un hombre apasionado y no me gustan las medias tintas.








  Pasó el tiempo y un mensaje en tu móvil lo confirmó todo: Te seguías viendo con alguien.  Comprendo qué tratabas de evitarme cuando regresabas a casa. Por qué te bañabas pronto al llegar a nuestro "nido de amor".  No querías mirarme de frente y conversabas conmigo cosas triviales.


Hasta que decidí seguirte una tarde que saliste y aprovechando que yo estaba dormido.  Solo confirmé que mi intuición no me engañaba, pero aun así mi sorpresa fue mayúscula.
 Cuando te encontré besándote con una chica en tu auto nunca me imaginé que fueras lesbiana.  Era lo que faltaba tener que soportar tus infidelidades bisexuales.  Jamás lo sospeché en lo más mínimo, tú que eras tan apasionada conmigo en la cama.


Por primera vez me percaté que no valías gran cosa y eras una mujer de todos y de nadie. Ni siquiera te reproché lo más mínimo cuando llegaste a casa porque comprendí que había sido más ingenuo de lo que suponía. Simplemente llegué al departamento, tomé mis cosas, y me marché de tu vida para siempre.























lunes, 25 de agosto de 2014

ESPEJISMO DE LA FAMA II


                                                                           






José de Cádiz



Carmina pidió a Liliám que se desnudara y Rosa Elvia tragó saliva. Liliám titubeó un momento, pero la voz imperiosa de Carmina la impulsó a seguir adelante:


-¡Tranquila querida! Esto es así, además solo serán tomas de frente.  Relájate lentamente por favor...


Con toda decisión Liliám se despojó del adminiculo y con gracioso ademán lo lanzó por los aires.   La cámara ejecutada con maestría se daba vuelo tomándole todos sus ángulos. Uno, dos, tres..cinco rollos se terminaban.


En una esquina Rosa Elvia se preguntaba si sería capaz de realizar el trabajo de su amiga que posaba sin prejuicios.  Más aún pensaba que ella debía superarlo. Carmina la volvió a la realidad expresándole:








-Sigues tú niña, pasa al frente  -al tiempo que felicitaba a Lilián diciendo: "¡Tienes talento querida, mucho talento, llegarás muy lejos!".


Rosa Elvia sentía que las piernas le temblaban.  Respiro hondo y se juró a así misma: "Ahora o nunca, la fama tiene su precio y debo pagarlo".


Carmina puso una música instrumental para "relajarla" y le ofreció un vaso de agua.  Ella lo tomó con nerviosismo.  Rosa Elvia se encaminó lentamente hacia el centro del estudio.  En su vida pensó vivir una experiencia semejante. La vida daba muchas vueltas no cabía duda.







En seguida tuvo que aceptar todas las posiciones sugeridas por Carmina, aún las más impúdicas.  Pensaba eso la despojaría de prejuicios.  Con tanga o sin tanga ella triunfaría.  Seguramente eran gajes del oficio de una principiante.


El bello púdico ensortijado la mostraba tal cual era: Una bella adolescente poseedora de un fuerte magnetismo sexual y una imagen de niña ingenua y sensual sin precedente. Se dejo conducir mansamente por Carmina y vinieron las poses y posiciones más audaces y exóticas.


Ninguna de las dos se percató que el fondo del salón una cámara discreta filmaba todos los detalles y ángulos, mientras el camarógrafo con frenesí se masturbaba. Morbosamente la cámara se regodea en el centro de su pubis.



.......................



Continuará 


viernes, 22 de agosto de 2014

PÁGINAS DONDE FUI BLOQUEADO





José de Cádiz



Para los que pensaban que la página llamada La casadeasterión, era mía, les digo. Era una web colectiva, donde fui invitado por quien se hacía llamar Mujer Sol.  Participé activamente durante más de un año llegando a tener miles de lectores.  Le hacía mucha publicidad a mis textos como en todas las páginas donde he publicado.




Situación que provocó los celos de la administración  no que odían comprender que un invitado tuviera más lectores que los dueños.  Primero, me bloquearon, pero como a mi página seguían llegando cientos de lectores decidieron cerrarla.

Por supuesto, me afectaron, como a otros compañeros que invité de otras páginas literarias.  Por la sencilla razón que había subido textos directamente, gran error de mi parte.





Cuando cerraron La casadeasterión le escribí al staf para recuperar algunos mis textos No los había guardado y me contestaron que ellos  no tenían la obligación de cuidarlos y que los habían desechado.  Entonces caí en la cuenta que me afectaron deliberadamente.Cuanto me odiaban.

Sin embargo, "la ley del mal saca bien", y pensé que era el momento de tener mi propio blog.  Algunos textos de los 100 que dejé en Asterión los volví a reescribir y otros los he recuperado.  Afortunadamente, tengo una memoria prodigiosa y un caudal inagotable de creatividad.






Si pensaron que iban a acabar conmigo, se equivocaron, pues a mi blog LETRAS, ARTE, Y ORIGINALIDAD, siguen llegando miles de lectores de todas partes del mundo. En colectivos solo tenía lectores latinos pero ahora mi blog es verdaderamente internacional.  Esto lo puede constatar quien desee visitarme. Blogger, nos ofrece todas las herramientas técnicas y artísticas para proyectarnos en cualquier rama del arte.




No les guardo rencor a quienes trataron de perjudicarme, nadie los conoce, y ya ni siquiera escriben.  Cada quien llegará hasta donde su potencial y talento  se los permita. Me he preparado arduamente para ser buen escritor.  Sin embargo, el tiempo dirá la última palabra.





Páginas donde fui expulsado: Los cuentos.net, Arihua.net, Predicado.com, Lacasadesterión.net, y de otras que ya ni recuerdo el nombre.  No les deseo el mal y que Dios los bendiga. Creo que su proceder fue injusto porque nunca los perjudiqué en ninguna forma. Cuando yo participaba ahí teníamos un tráfico diario de 300 personas. Ahora esas páginas languidecen o han desaparecido.





Reconozco que me confronté con algunos miembros del staf.  De los errores también se aprende y actualmente ya no me peleo con nadie.  Me dedico a leer y escribir con pasión, disciplina, y constancia.






Un gustazo saludarlos y que sus webs sigan adelante. Les deseo la mejor de las suertes.  







lunes, 18 de agosto de 2014

ROMANCE EN EL METRO

















José de Cádiz



Son las dos de la tarde y es una de las llamadas horas pico en el Metro.  El calor es insoportable y todos vamos atiborrados como sardinas.  Rostros cansados carcomidos por la rutina, miradas pícaras que se aprovechan de la situación.  

A través de la ventanilla veo pasar impávido las diferentes estaciones: Viaducto, Chabacano, Hidalgo, Bellas Artes, de la ciudad de México. Las puertas se abren y se cierran en forma intermitente. Oleadas de gente salen y otra muchedumbre entra.






En "Viaducto", aprovecho el desalojo momentáneo para refugiarme en un rincón del vagón.  Me recargo de espaldas sobre el andamiaje para no sentir el peso de aquella humanidad.  Respiro profundo y me armo de paciencia.


Cierro los ojos y me imagino por un momento viajando en un cohete espacial a velocidades supersónicas.  Percibo un leve sopor y me invade el sueño.  De pronto, siento una deliciosa sensación en la entre pierna.  La presión de aquel promontorio voluptuoso es cada vez más insistente.


Abro los ojos y descubro a una chica de espaldas frente a mí.  Tendrá unos 17 años y viste faldita corta con blusita apretada sin tirantes.  El pelo suelto a la altura del hombro le brinda un aire sensual.  Porta botas hasta las rodillas y recuerdo que así visten las "teiboleras" que trabajan en antros de la "Zona rosa".  ¿Será esta una de ellas? 


De todos modos a esas alturas mi erección es total.  No puedo sustraerme al encanto de aquella voluptuosidad y recargo toda mi humanidad con lascivia. La chica no se mueve y antes bien creo que coopera levantando el trasero a la altura de mi miembro que amenaza con romper el pantalón.

Así permanecemos durante breves intervalos.  Finjo desorientación y acerco mi aliento a la altura de su cuello que exhala un perfume selvático casi desconocido para mí.  La chica se estremece y un rubor enciende su mejilla derecha.  Nunca me alegro tanto que aquel medio de transporte esté tan apretado.  En cada estación temo que se desaloje lo suficiente para terminar con aquella subyugante sensación.


Otra oleada de gente nos apretuja nuevamente y aprovecho para acercar mis labios a su cuello en un audaz arrebato de pasión.  La chica voltea un momento  y se deja seducir.  Siento el estremecimiento total de los dos y le paso mis manos por su cintura. Ya no cabe duda la chica está cooperando y siente lo mismo que yo. 


Mis manos estrujan con fruición aquella breve cintura de piel tersa. Suben con sigilo hasta sus pechos y acarician lentamente sus pezones.  Esto la pone fuera de control y súbitamente se voltea hacia mí. Yo espero una cachetada pero en lugar de eso me mira un instante y me besa con frenesí.








Ahora somos una pareja más de las muchas que recorren diariamente el Metro. Solo que un poco más cachonda y más desenfrenada.  Los pasajeros no se mueven o fingen no darse cuenta.  En un arrebato de lujuria la chica busca ansiosa el zíper de mi pantalón.  Lo encuentra mete la mano y estruja mi miembro en toda su longitud.  Gotas de lava ardiente escurren por sus manos.

Perdemos el control y el deseo se apodera de nuestros sentidos. Estoy a punto de eyacular cuando en el colmo de la osadía saca mi pene y me recarga fuertemente contra la pared del vagón. Esto fue suficiente para meter mi mano en su minúscula falda hasta encontrar una vellosidad singular.






Hurgo ansioso en su pequeña vulva y la encuentro palpitante y mojada. Apenas una diminuta tanga cubre la entrada de su vagina y sin premura la aparto dispuesto a penetrarla y de ser posible atravesarla. Nuestra respiración es agitada y profunda.  Solo había que llegar al clímax.


Apunto mi miembro en medio de aquella multitud que nos rodea y la zambullida es inédita y total. Hacemos un esfuerzo sobre humano para ahogar un quejido lastimero.  El vaivén vertiginoso de aquel tren parece confabularse con nuestra lujuria. No sé cuanto tiempo transcurre, 5, 10, o 15 minutos,  quién sabe. Solo que cuando reaccionamos estamos solos en la última estación del Metro.













        

  

sábado, 16 de agosto de 2014

AMOR ESTILO GRINGO


José de Cádiz



El amor y el interés
se fueron de campo un día
uno quería su melón
y el otro comer sandía

De este cuento yo aprendí
lo que todos ya sabían
que cuando hay gustos dispares
sólo uno prevalecía

En esta lid entre amantes
amigos del alma aprendan
puede más el interés
que el amor aunque sorprenda






Parece una historia gringa
donde casarse es negocio
divorciarse es ganar dólares
¡y a dedicarnos al ocio!

El amor y el interés
nunca se han llevado mucho
al primer pleito brincamos
y el cariño se va a al pozo

Ten cuidado si te casas
con bienes mancomunados
cuando te andes divorciando
te dejan bien encuerado





Mejor cada quien que tenga
su cuentecita en el banco
su casita y su automóvil
sólo se comparte el sexo

Las mujeres si te quieren
por ti pueden dar la vida
pero si llegan a odiarte
son muy mal agradecidas

Varones con sus hormonas
siempre han sido mujeriegos
te dicen "te quiero mucho"
¡y a fornicar allá afuera!






El SIDA siembra el terror
en fornicarios promíscuos
prostitutas e invertidos
la muerte tiene en su lista

Pretendo con estos versos

que te hagas mil reflexiones
el amor no es un negocio
¡pues son falsas ilusiones!

Nunca imites a extranjeros
que enarbolan la codicia
¡no son tan afortunados
porque las drogas envician!

Me despido con un verso
lleno de amor y esperanzas
la vida es breve y hermosa
¡le expreso mil alabanzas!














Sex símbols cinematográficos

                                                                 ¿Brigitte Bardot el mayor símbolo sexual?                            ...